Usuario registrado

Usuario: 

Clave: 

 

 

Información Cátedras dadas de alta

<atras

 

Carrera Abogacía

 
Departamento: Filosofia del Derecho
Asignatura: Teoría General y Filosofía del Derecho
Catedra: Ricardo A. Guibourg

Editorial

Los abogados invocan el derecho. Los magistrados lo aplican. En nuestra Facultad se enseña, muestra, debate y aprende el derecho de diversas formas.

Dado que nuestra vida de estudiantes o de profesionales gira en torno al derecho, es más que razonable (incluso necesario), saber qué es eso que invocamos, profesamos, aplicamos, describimos, prescribimos o estudiamos, según las funciones de cada uno. Es decir: en qué consiste el derecho, dónde se sustenta y cómo es posible conocerlo.

Toda ciencia, estudio o disciplina (al menos en occidente), desde la astronomía hasta la kinesiología, tiene en claro, como mínimo, el objeto al que se dedica, y la teoría en la que se apoya. En física o antropología, por ejemplo, los conocimientos y las hipótesis varían constantemente, e incluso se han producido en la historia rupturas epistemológicas que implican innumerables consecuencias. Sin embargo, en cada momento el pensamiento parte de un punto de apoyo, que no es otro que la concepción misma de la materia en estudio.

Los juristas, así como los demás operadores del Derecho, no corren con igual suerte que aquellos que operan en los campos de aquellos ejemplos, y la revolución copernicana, que en el Renacimiento dio formidable impulso a las ciencias, jamás llegó al ámbito jurídico, cuya epistemología no ha cambiado prácticamente desde Justiniano, en el siglo VI. Ocurre que al determinar su contenido y su método influyen diversos intereses que generan confusiones, así como una constante puja que tiende a consolidar vaguedades, indefiniciones y diversas corrientes políticamente orientadas, en ciertos casos con expreso menosprecio del rigor científico. De poco sirve parcelar nuestros estudios en dirección a objetos divergentes. Podemos debatir la naturaleza, el método o el contenido del derecho que se analiza en las facultades del mundo, pero el fenómeno jurídico ha de entenderse como una unidad, sin perjuicio de las ramas que la componen, distinguidas apenas para su mejor estudio.

Si hemos de convenir una definición de “derecho”, esa definición debe permitirnos conocerlo y, por lo tanto, proponer un método apropiado para llegar a ese conocimiento. Por ejemplo: si el derecho ES una práctica social, convendrá saber si su descripción se distingue en algo de la sociología y si su creación o establecimiento se distingue en algo de la retórica (en cuanto a sus funciones y objetos de estudio y práctica). Si es justicia, será necesario disponer de un medio confiable, público y aceptable para alcanzar el conocimiento de lo justo, lo ético (con sus distintas acepciones), lo equitativo, lo moral. Si es un sistema de normas, será preciso establecer un procedimiento para la identificación, agrupamiento y sistematización de tales normas, así como estudiar los mecanismos que permiten crearlas, aplicarlas, modificarlas, derogarlas o cumplirlas.

En nuestra cátedra predomina el enfoque positivista, enmarcado en los métodos de la filosofía analítica. Pero ese enfoque no se impone a persona alguna ni implica adoctrinamiento: todas las opiniones son bienvenidas al debate libre, para que cada uno, según sus propios criterios, acabe por ratificarlas, depurarlas, modificarlas o cambiarlas. Las distintas visiones y enfoques no sólo son bienvenidos sino también enriquecedores, ya que contribuyen a decantar, clarificar y mostrar alternativas epistemológicas. 

Lo que se pretende es que el pensamiento personal de cada alumno alcance tres niveles de coherencia: 1.- Interna, en el sentido de no contener contradicciones. 2.- Personal, en el sentido que su operador se sienta cómodo con él y dispuesto a aplicarlo lealmente en su vida de estudiante y de profesional. 3.- Pragmática, en el sentido que ese pensamiento teórico no trabe la práctica cotidiana sino, al contrario, le proporcione una estructura capaz de fomentarla y hacer la práctica del Derecho más fructífera, fluida y coherente con sus fines (previa toma de postura y concientización sobre lo que ella implica).

La presente página, que se encuentra bajo cuidado y administración del abogado docente Aníbal Javier Fidanza, estará al servicio de estos propósitos y convoca abiertamente a quien lo desee a sumarse a la tarea por una concepción que aporte racionalidad al fenómeno jurídico, a sus concepciones, sus métodos de producción y estudio, con el objeto de esclarecer los fundamentos y modalidades del discurso jurídico y contribuir al avance del derecho. 



Docentes de la Cátedra

Profesor Titular: GUIBOURG, RICARDO ALBERTO

Profesor Adjunto: BARBAROSCH, EDUARDO
Profesor Adjunto: CALO MAIZA, DIEGO
Profesor Adjunto: CAÑAL, DIANA REGINA
Profesor Adjunto: ELIZALDE, PATRICIA NÉLIDA
Profesor Adjunto: GUARINONI, RICARDO VÍCTOR
Profesor Adjunto: MAGISTRIS, OSCAR ENRIQUE
Profesor Adjunto: TOLNAY DE HAGYMASSY, IVAN CRISTOBAL
Jefe de Trabajos Prácticos: AGUIRRE, OSCAR BENJAMIN
Jefe de Trabajos Prácticos: LIRMAN, FERNANDO ARIEL
Ayudante 1°: VICTORERO, VICTOR PABLO
Ayudante 2°: ALVAREZ, ALEJANDRO JULIÁN
Ayudante 2°: BERNER, NORBERTO CARLOS
Ayudante 2°: BLANCO, MARIELA ESTHER
Ayudante 2°: CASTRO BARBA, GERMÁN
Ayudante 2°: FIDANZA, ANÍBAL JAVIER
Ayudante 2°: TAMBORENEA, GABRIEL
Ayudante Alumno: ROLDÁN CABRERA, MARIANNA ROMINA

Comisiones de la Cátedra:   
  Comisión 6020: Ma. y Vi. - 14.00 a 15.30 hs.
  Comisión 6021: Lu. y Ju. - 15.30 a 17.00 hs.
  Comisión 6022: Lu. y Ju. - 15.30 a 17.00 hs.
  Comisión 6023: Ma. y Vi. - 15.30 a 17.00 hs.
  Comisión 6024: Ma. y Vi. - 15.30 a 17.00 hs.
  Comisión 6025: Lu. y Ju. - 17.00 a 18.30 hs.
  Comisión 6026: Lu. y Ju. - 17.00 a 18.30 hs.

 

 

Facultad de Derecho - Universidad de Buenos Aires - Argentina

Pagina nueva 1