Usuario registrado

Usuario: 

Clave: 

 

 

Información Cátedras dadas de alta

<atras

 

Carrera Abogacía

 
Departamento: Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social
Asignatura: Elementos de Derecho del Trabajo y Seguridad Social
Catedra: Estela M. Ferreiros

Editorial

Estimados y queridos alumnos, cuando lean estas líneas será porque se encuentran frente a la decisión de inscribirse en algunas de las cátedras que dictan esta materia de la carrera de Abogacía.-

Más allá de algunas ideas básicas con los que pudieron haber tomado contacto de la lectura de alguno de los programas académicos como así también de su propia actividad laboral, probablemente desconozcan las vicisitudes por las que ha atravesado esta rama del derecho, como así también las características, principios y reglas que la impregnan.-

El Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social es una rama autónoma del derecho que tiene sus propias fuentes, principios y medios técnicos y jurídicos, forjados a medida que iban evolucionando las condiciones en que se desarrollaba el trabajo humano a través del tiempo.-

En sus orígenes el trabajo humano era prestado por los esclavos que como todos sabemos no eran considerados personas sino cosas que pertenecían a sus amos y por ende no percibían ningún tipo de retribución por sus tareas, circunstancia esta que no varió en demasía con la monarquía. Más tarde la revolución industrial se encuentra caracterizada por un gran hacinamiento y oferta de mano de obra que acarrea que el trabajo sea prestado en condiciones infrahumanas por hombres, mujeres y niños, con jornadas extenuantes, lugares carentes de seguridad e higiene, exigua retribución, inexistencia de descansos hebdomadarios y caracterizándose esta etapa por una gran siniestraliedad y en la cual regía el principio de la autonomía de la voluntad  que establecía el código civil francés, reprimiendo otras leyes las manifestaciones colectivas de reivindicación, las asociaciones profesionales y coaliciones.-

Esta situación social hizo que se alzaran las voces y que surgieran doctrinas en contra del liberalismo imperante, tales como el socialismo utópico, el comunismo y la doctrina social de la Iglesia que por medio de sus encíclicas y otros documentos, propugna la intervención del Estado para evitar abusos y el rechazo explícito de la concepción liberal de la sociedad y del trabajo humano. Se insta a defender la libertad y los derechos fundamentales de los hombres, destacándose la responsabilidad social de los titulares del capital en la sociedad y su obligación de mejorar el salario y las condiciones de la prestación laboral..-

Las Constituciones liberales del siglo XIX, si bien establecían las garantías de libertad e igualdad, se caracterizaban por un tratamiento minúsculo de los derechos laborales. La imagen del Estado estaba destinada a asegurar las reglas de juego, actuando como juez y guardián pero no como protagonista.-

Recién con el advenimiento de las Constituciones Sociales se impone un concepto positivo de libertad; de igualdad como igualación; de solidaridad. Se establece el deber jurídico de dignificación del trabajo, se considera al trabajador y al sindicato como sujetos políticos. El Estado cumple una función activa, ocupándose de la liberación de los ciudadanos de todas las formas de opresión para dar un contenido real a la libertad, para que preste mayores servicios sociales, en cause la economía, proteja la salud pública y que organice las cajas de jubilaciones entre otras cosas.-

Esa evolución en mayor o menor medida también se reflejó en nuestra región en la cual las leyes de indias que si bien estaban embuídas de un espíritu cristiano, pronto se convirtieron en instrumentos de dominación, a través de instituciones tales como la mita, la encomienda y el yanaconazgo como ustedes recordarán.-

Ello no cambió mucho con los ordenamientos autóctonos, ni  con la Asamblea Constituyente de 1813 que extinguió los títulos de nobleza y aquellas instituciones, y a pesar de declarar la libertad de vientres, ni tampoco con las Constituciones de las Provincias Unidas del Sur.-

El cuadro de situación tampoco varió en gran medida con el dictado de la Constitución Nacional de 1853, ya que las cláusulas más próximas al derecho del trabajo eran el preámbulo y los artículos que se refieren a la libertad de trabajar, a la abolición de la esclavitud, a la igualdad, el derecho de propiedad, a los derechos de los extranjeros, etc.-
 
Los derechos sociales son incorporados constitucionalmente en nuestro país por la Constitución de 1949 luego derogada, e incorporados posteriormente a la Constitución de 1853 por la reforma de 1957 con el artículo 14 bis.-

Se establece así constitucionalmente que el trabajo en sus diversas formas gozará de la protección de las leyes, las que asegurarán al trabajador: condiciones dignas y equitativas de labor; jornada limitada; descanso y vacaciones pagados; retribución justa; salario mínimo vital móvil; igual remuneración por igual tarea; participación en las ganancias de las empresas, con control de la producción y colaboración en la dirección; protección contra el despido arbitrario; estabilidad del empleado público; organización sindical libre y democrática, reconocida por la simple inscripción en un registro especial, garantizando a los gremios concertar convenios colectivos de trabajo; recurrir a la conciliación y al arbitraje; el derecho de huelga, gozando los representantes gremiales de las garantías necesarias para el cumplimiento de su gestión sindical y las relacionadas con la estabilidad de su empleo, y disponiendo que el Estado otorgará los beneficios de la seguridad social, que tendrá carácter de integral e irrenunciable. En especial, la ley establecerá: el seguro social obligatorio, que estará a cargo de entidades nacionales o provinciales con autonomía financiera y económica, administradas por los interesados con participación del estado, sin que pueda existir superposición de aportes; jubilaciones y pensiones móviles; protección integral de la familia y la defensa del bien de familia; la compensación económica familiar y el acceso a una vivienda digna.-

El desprecio del que ha sido objeto el trabajo humano a través de la historia y la reacción social que ello ha producido con la consiguiente incorporación de los derechos sociales a las Constituciones de los países de casi todo el mundo, ha dotado a esta rama del derecho con principios específicos para equiparar la desigualdad existente entre el trabajador y el empleador y de medios técnicos y jurídicos especiales para hacerlos valer tales como la intervención del Estado, el orden público laboral que establecen derechos mínimos para el trabajador, inderogables hasta por la voluntad de las partes.-

Entre los más importantes de aquellos principios podemos mencionar el principio protectorio, la condición más beneficiosa; primacía de la realidad; irrenunciabilidad, ajeneidad del riesgo empresario, no discriminación e igual trato y justicia social entre otros que no siempre fueron respetados.- 

Podemos recordar la década de los 90 en nuestro país que con los postulados de la flexibilización laboral y la búsqueda del mayor rendimiento al más bajo costo, se impus por medio del dictado de gran cantidad de leyes una regresividad en el derecho del trabajo en todos sus órdenes individual y colectivo, como así también en materia de riesgos del trabajo y seguridad social, hasta que esa tendencia comienza a ser dejada de lado.-

Se dicta la ley 25877 que deja sin efecto varias normas jurídicas como la ley 25250 recordada tristemente como la ley “Banelco” y varios artículos de la ley 25013 entre otras.-

La nueva conformación de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que a través de sus fallos rescata y resalta varios de aquellos principios, como así también los tratados internacionales de derechos humanos, con lo que pareciera volver a instaurarse la progresividad de los derechos del trabajador que debe imperar en el Derecho del Trabajo.-

Por todo ello, el objetivo de todos los integrantes de la cátedra es que procurando la participación activa de los alumnos aprendan las bases y razón de ser del Derecho del Trabajo Individual, Colectivo y de la Seguridad Social, haciendo un recorrido por su evolución; haciendo hincapié en sus principios y fuentes, su aplicación; los medios técnicos y jurídicos de los que se vale, el orden público laboral; y conociendo las normas jurídicas que nutren esta materia en todos sus órdenes, y comprendan su importancia social.-

Según los tiempos que corren, la materia ha de dictarse con una visión  no sólo de permanente progresividad, sino también de universalidad y  teniendo en cuenta un escenario multidisciplinario. De tal forma, los contenidos del  Derecho del Trabajo, serán enseñados, en combinación académica  constante con otras disciplinas, tales como el Derecho Constitucional, el Derecho Civil, el Derecho Comercial, el Derecho Administrativo, el Derecho Procesal y  el Derecho de los Derechos Humanos. Aspiramos a una visión amplia de nuestra disciplina, con profundización  desde diversos ángulos, de manera tal, que el conocimiento no quede  apartado o en soledad, sino por el contrario ubicado en un mundo multifacético y dinámico. Proponemos una visión humanista, pluralista, pujante, y protectoria del trabajo del hombre como transformación de la naturaleza y al servicio  de su propio perfeccionamiento y bienestar y el de toda la sociedad.-

Esperamos a todos los alumnos que tengan interés en formarse en esta disciplina adquiriendo los conocimientos necesarios para manejarla a pesar de los cambios a los que se ve sujeta permanentemente a que se incorporen a esta cátedra, teniendo la plena seguridad de que tendrán total libertad de fundar sus opiniones que con seguridad enaltecerá los conocimientos de todos los participantes.-



Docentes de la Cátedra

Profesor Titular: FERREIRÓS, ESTELA MILAGROS

Profesor Adjunto: COPANI, MONICA ALICIA
Profesor Adjunto: DANZI, JORGE RUBEN
Profesor Adjunto: FERNANDEZ CORNEJO, CLAUDIA
Profesor Adjunto: GRISOLIA, JULIO ARMANDO
Profesor Adjunto: HIERREZUELO, RICARDO DIEGO
Profesor Adjunto: KRALJ, GABRIELA
Profesor Adjunto: MURUA, NORMA
Profesor Adjunto: PIETRANI (H), LUIS ANDRES
Profesor Adjunto: REYBET, CECILIA
Profesor Adjunto: RODRIGUEZ, MÓNICA ANDREA
Jefe de Trabajos Prácticos: CADIERNO, MERCEDES ISABEL
Jefe de Trabajos Prácticos: DIXON, LILIAN SILVIA
Jefe de Trabajos Prácticos: GONZÁLEZ, MARÍA DORA
Jefe de Trabajos Prácticos: KARPIUK, HECTOR HORACIO
Jefe de Trabajos Prácticos: NATALE, MARIANO DARÍO ALEJANDRO
Jefe de Trabajos Prácticos: TORELLI VINCELOT, LILIANA
Ayudante 1°: SCHICK, NICOLAS JAVIER
Ayudante 2°: AHUAD, ERNESTO JORGE
Ayudante 2°: ALMEIDA, LILIANA LORENA
Ayudante 2°: ALTIERI, NAHUEL HORACIO
Ayudante 2°: ANUNZIATO, LUIS
Ayudante 2°: BARCI GHIGGI, ROMINA
Ayudante 2°: BLASI, AGUSTÍN DAMIÁN
Ayudante 2°: CABRERA, JIMENA LETICIA VICTORIA
Ayudante 2°: CASTRO, CRISTIAN GUSTAVO
Ayudante 2°: CHEDRESE, MARÍA VIRGINIA
Ayudante 2°: D ALBUQUERQUE, ESTEBAN DIEGO
Ayudante 2°: DE UGARTE, OSVALDO JAVIER
Ayudante 2°: DUCROS NOVELLI, DANIELA
Ayudante 2°: FERNANDEZ BARONE, MARIA XIMENA
Ayudante 2°: FILONE, ALEJANDRO MATÍAS
Ayudante 2°: GARCIA, NADIA GRACIELA
Ayudante 2°: GRANDE, NOELIA
Ayudante 2°: GULLELMOTTI, EMILCE
Ayudante 2°: HENRIQUES, MARIA ROXANA
Ayudante 2°: LIBISCHOFF, CINTIA TAMARA
Ayudante 2°: MORALES AMARANTE, MARIA ELVIRA
Ayudante 2°: NOVACH, GABRIELA
Ayudante 2°: NUÑEZ, RAIMUNDA ISABEL
Ayudante 2°: PAREDES, FLORENCIA
Ayudante 2°: PASCUAL, ANDREA MAGALI
Ayudante 2°: SCHENONE, GUILLERMO
Ayudante 2°: SCHENONE, EDUARDO JORGE
Ayudante 2°: TUYMANS, MARCELO AUGUSTO
Ayudante 2°: VIDAL, VALENTIN GUILLERMO

Comisiones de la Cátedra:   
  Comisión 8230: Ma. y Vi. - 08.30 a 10.00 hs.
  Comisión 8231: Ma. y Vi. - 15.30 a 17.00 hs.
  Comisión 8232: Lu. y Ju. - 20.00 a 21.30 hs.
  Comisión 8233: Lu. y Ju. - 21.30 a 23.00 hs.

 

 

Facultad de Derecho - Universidad de Buenos Aires - Argentina

Pagina nueva 1