Usuario registrado

Usuario: 

Clave: 

 

 

Información Cátedras dadas de alta

<atras

 

Carrera Abogacía

 
Departamento: Derecho Privado I
Asignatura: Contratos Civiles y Comerciales
Catedra: Luis F. P. Leiva Fernández

Editorial

OBJETIVOS DEL PROGRAMA

–I–

El programa de la Cátedra de Contratos Civiles y Comerciales que elevo a consideración del H. Consejo Académico de la Facultad de Derecho reconoce como objetivos tanto la formación científica de los alumnos de la materia, como la profesional y ética. "- Si bien estas tres metas surgen en forma concurrente de todo el contenido del programa, preferimos destacar por separado los aspectos principales referidos a la obtención de cada una de ellas.

–II–

La división clásica del programa de enseñanza en dos partes, una general –la Teoría General del Contrato– y otra especial, propende a la correcta formación científica.

1. La primera de ellas reconoce a su vez dos estadios, el estructural o estático, y el dinámico.

a. El estudio de la Teoría General del Contrato en su aspecto estructural comienza con la inserción del instituto dentro del campo de las relaciones y de los actos jurídicos y llega a expresar su concepto comparándolo principalmente con la convención. Luego se generalizan los caracteres de los contratos nominados y se agrupan extrayendo conclusiones referidas a los efectos de cada categoría. De tal suerte, se nos hace verdad la expresión del epistemólogo Thomas Kuhn quien sostuvo que "conocer es comparar".
En el estudio de la Teoría General se utiliza el método del Código Civil que también es el de la doctrina. Se estudia en ese orden el consentimiento, la capacidad para contratar, el objeto, la forma y la prueba.
En la formación del consentimiento y en la forma se hace hincapié en la desmaterialización del contrato, por entenderse que los conocidos como "nuevos" contratos no son más que modernas formas requeridas socialmente por razones de celeridad, seguridad, o impuestas por el tráfico masivo de las prestaciones clásicas de dar, hacer y no hacer. Entendemos que esta evolución de las formas no ha concluido, lo que nos lleva a proveer a los alumnos de los principios esenciales referidos al tema para que logren su posterior reconocimiento en las modalidades contractuales por venir.
b. La Teoría General en su aspecto dinámico se encuentra reflejada en el análisis de los diversos efectos de los contratos. Junto a la seña, pacto comisorio, y "exceptio non adimpleti contractus", se incluyen modernos institutos como la "frustración del fin del contrato" y la clasificación de hechos y actos jurídicos extintivos, así como de los diversos supuestos de inoponibilidad.

2. La extensión de la parte especial se encuentra compensada por la aplicación de muchos de los conceptos adquiridos en el estudio de la Teoría General.
Se prioriza el estudio de los contratos tipificados por sobre los que no lo están, y los de derecho civil sobre los mercantiles. Esto último en razón del carácter supletorio del Código Civil (Título Preliminar del Cód. de Com.).
Las tres prestaciones referidas, y las diversas formas se combinan para formar un número casi ilimitado de contratos. Se incluyen en el programa sólo aquéllos más utilizados, analizados tanto desde su estructura y efectos jurídicos, como desde su función económica.

3. Los códigos de derecho privado argentino tienen ya más de un siglo de antigüedad durante el cual han soportado duros embates de la realidad. Los últimos años marcan una tendencia a su renovación o a la extinción del Código de Comercio por medio de la unificación. Ambas circunstancias –cualquiera de ellas– aconsejan completar el estudio de los diversos institutos con el análisis de las previsiones contenidas en los Proyectos de Reforma del Código Civil.
Otro tanto cabe concluir respecto del derecho privado de los países limítrofes con los que nos vinculan no sólo lazos históricos sino también comerciales que propenden a la integración tal como ya se advierte en la Unión Europea y en América del Norte.

–III–

La formación profesional resulta inexcusable toda vez que el título de abogado habilita para el ejercicio de esta profesión. Constituye, por lo tanto, el segundo objetivo del programa preparar a los alumnos para enfrentar esa realidad. No basta con el conocimiento del derecho, la personalidad del abogado debe estar preparada para litigar o transar, para atacar o defender conforme a los intereses que le sean confiados.
Todo ello importa la absoluta necesidad de entrenar a los alumnos para la argumentación de temas. Consideramos básicamente erróneo por incompleto el caso práctico en el que se requiere su solución, ya que ello confunde la tarea del juez con la del abogado. A nuecero entender deben incorporarse interrogantes referidos a cómo argumentar para sostener mejor el interés del patrocinado, con lo cual se satisface la discriminación de los roles que cumplirán en la práctica el letrado del demandante, del demandado y el funcionario o magistrado judicial.
Hemos incluido también –en esto creemos ser primeros –bibliografía  específicamente destinada a proveer los elementos necesarios para la redacción sistemática y clara de los contratos mediante la aplicación de principios de legística, pues creemos que las reglas de técnica legislativa, aplicables a la creación de normas generales, pueden reflejarse con beneficio en los contratos, que –desde ese punto de vista –son normas singulares.
Como en realidad, la obtención del título de abogado no implica conocer la solución a todos los problemas jurídicos, sino que sólo habilita a que el egresado sepa como encarar su búsqueda, la enseñanza debe estar encaminada a privilegiar los métodos de investigación a partir de la realidad jurídica y económica del medio, en la que, en definitiva, estará inmerso.

–IV–

La generosa atribución de efectos a la autonomía de la voluntad en el campo patrimonial que brinda la normativa sobre contratos, hace imprescindible que la formación científica y la profesional deban complementarse con el conocimiento de las pautas éticas que la rigen. Esto constituye el tercer objetivo de esta Cátedra.
Por ello el programa que se eleva contiene referencias al moderno instituto de fraude a la ley y a la atenuación de la fuerza obligatoria del contrato por incidencia de los institutos de lesión, excesiva onerosidad sobreviniente, abuso de derecho y estado de necesidad.
 
Para satisfacer este objetivo también hemos incluido en la parte referida al contrato de locación de servicios profesionales, el estudio básico de las normas de ética del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, que es el que cuenta con mayor cantidad de profesionales colegiados.

–V–

Concluimos con un listado de bibliografía recomendada, en el que se encuentra la más asequible por los alumnos y la atinente producida por los profesores de la Cátedra y por el subscripto.
Al elevar este programa al H. Consejo Académico, guardamos la esperanza que su desarrollo por la Cátedra contribuya no sólo a la información, sino a la formación de los jóvenes que nos confía la República.



Docentes de la Cátedra

Profesor Titular: LEIVA FERNÁNDEZ, LUIS F. P.

Profesor Adjunto: BEIRÓ, MARTA AMELIA
Profesor Adjunto: JURIO, MIRTA LUISA
Jefe de Trabajos Prácticos: MUCHART, MARÍA ALEJANDRA
Jefe de Trabajos Prácticos: ALBANO, CARLOS ALBERTO
Jefe de Trabajos Prácticos: PARRA, RICARDO ADRIÁN
Jefe de Trabajos Prácticos: PONTORIERO, MARÍA PAULA
Ayudante 2°: CITREA, JOSE LEONARDO
Ayudante 2°: PIETROCOLA, CAROLINA
Ayudante 2°: SOLARI, PAOLA GABRIELA

Comisiones de la Cátedra:   
  Comisión 7250: Lu. y Ju. - 08.30 a 10.00 hs.
  Comisión 7350: Lu. y Ju. - 07.00 a 08.30 hs.
  Comisión 7351: Lu. y Ju. - 08.30 a 10.00 hs.
  Comisión 7352: Ma. y Vi. - 13.00 a 14.30 hs.
  Comisión 7353: Lu. y Ju. - 17.00 a 18.30 hs.
  Comisión 7354: Ma. y Vi. - 17.00 a 18.30 hs.
  Comisión 7355: Lu. y Ju. - 18.30 a 20.00 hs.
  Comisión 7356: Ma. y Vi. - 20.00 a 21.30 hs.

 

 

Facultad de Derecho - Universidad de Buenos Aires - Argentina

Pagina nueva 1